El conflicto de planeación urbana en el Valle aún no se resuelve.

 

Redacción/Todos Santos

 

 

La polémica en torno al desarrollo urbano desmedido que pudiese generar un plan de desarrollo urbano para el Valle de Guadalupe tomó nuevos niveles el pasado jueves 7 de noviembre, cuando el Cabildo de Ensenada aprobó una modificación a la propuesta de Reglamento de Uso de Suelo para el Valle de Guadalupe. La opacidad de la reunión, que se llevó a cabo sin previo aviso y con un documento que no ha sido sujeto al escrutinio público al cierre de esta edición, provocó la movilización de los vitivinicultores, que criticaron la falta de inclusión y el favorecer a los intereses del desarrollador detrás del proyecto en Rancho Olivares que facultaría la modificación de dicha ley.

El conflicto surge en torno a la decisión de habilitar una densidad que permita un rango mayor de casas por hectárea en el Valle a las cuatro por hectáreas que estableció en 2012 el Instituto Municipal de Investigación y Planeación de Ensenada en el plan de desarrollo de esta región vinícola.

 

Más información:  http://rtodos-santos.com/archives/2308