Por Carlos Anistro/Todos Santos

Fuente: Abel de la Peña – Director del Instituto de Cirugía Plástica

 Algo que no se puede cuestionar es que envejecer es inevitable, algo natural. Actualmente, pasando los 30 o los 40 años ya no es edad para empezar a cuidarse, ahora se tiene que hacer desde la niñez. Entre más temprano se empiece, el resultado será mucho mejor.

Pero, ¿por qué envejecemos? Es principalmente por dos factores: nuestros hábitos y nuestra genética. Pero el proceso puede ser retardado tomando en cuenta los siguientes factores:

1. La alimentación

Es fundamental llevar una buena alimentación con poca grasa, poca sal y poca azúcar. Se deben consumir de preferencia alimentos antioxidantes, cereales integrales, muchas legumbres, frutas y verduras de colores vivos. Comer mucho más pescado que carne. Un vaso de vino tinto en las comidas diariamente ayuda a detener el proceso.

Mantener un peso corporal adecuado muy importante. El 75% de la población no maneja bien el acúmulo de carbohidratos, que finalmente se convierte en grasa y esto provoca que se noten más los años.

Nunca olvides que somos el resultado de lo que comemos.

2. La radiación solar

La capa de ozono se encuentra desgastada a tal manera que el daño solar que se recibe en 10 días equivale hoy a 10 años de exposición solar, gracias a esto la cara envejece más rápido debido a la exposición.

Antes de ir a comprar cremas, lo primero que se tiene que comprar es un filtro solar y usarlo diariamente.

3. La herencia genética

La herencia genética ayuda mucho a disminuir o a aumentar la rapidez del envejecimiento. Hay quienes a su edad se ven mucho mejor o peor de lo que deberían.

Si quieres saber cómo reaccionará tu cuerpo con el paso del tiempo, basta con observar a tus abuelos o a las personas mayores de la familia para ir dándote una idea de lo que te espera.

4. La falta de ejercicio

Es necesario mantener el cuerpo en movimiento, si no quieres ir al gimnasio a hacer ejercicio lo puedes hacer en tu casa, en el parque, caminar 30 minutos al día ayuda muchísimo a mantenerte activo. Una persona que no hace nada de ejercicio en su vida está expuesta a envejecer más rápido.

¡Tu cuerpo no está hecho para estar sentado!

5. El sueño

Si no se hace por lo menos 7 horas al día y se toman siestas cuando sea posible, los estragos en tu cuerpo pueden ser inevitables.

Tampoco se trata de dormir todo el día, sólo lo necesario para que el cuerpo descanse y de preferencia por las noches.

 

Recuerda: ‘’Si tienes 20 te tienes que ver de 20‘’… o menor.

One Response