Una reflexión sobre la felicidad.

 

Por Antonio Anistro/Todos Santos

 

La convivencia con otras personas es primordial en la sociedad en que vivimos. Y queramos o no,  somos sujetos a  la evaluación/valoración de nuestras acciones y que a la par brindan una previa lectura de quienes somos. Socializamos en el trabajo, la escuela, en la fiesta y cualquier otro recinto en donde también, existen diversas formas de comportarse.

De consultores en imagen pública, de protocolo y de situaciones previamente establecidas en el conjunto social en que nos desenvolvemos, es que se destacan a continuación 40 consejos para proyectar una imagen positiva:

 

– Siempre saludar al llegar, despedirse por igual.

– Prestarle más atención al celular que a las personas es de las situaciones que se deben evitar.

– ¡Sonría! La sonrisa es una de las mejores vestimentas que se puede portar.

– La prepotencia no va. Creerse mejor que otro solo deja ver las carencias, de valores es un ejemplo.

– Está en todo el derecho no dejar propina si el servicio no fue de calidad, con el propósito de no alentar un mal servicio en restaurantes o bares.

– ¿Quiere disfrutar una función de cine? Ponga el ejemplo apagando el celular y guardar silencio. Aplica para teatro y cualquier muestra cultural.

– No hacerse que la virgen le habla cuando tiene que pagar  parte de la cuenta en la comida.

– Evite el  ¿Te puedo preguntar?, si no es una indiscreción…”  porque ya es indiscreción.

– Los problemas familiares se quedan en familia, no en Facebook. La ropa sucia se lava en casa.

– Mujer: Ama de la comunicación, no hables de más con otras si no son de tu entera confianza. Existe una delgada línea entre lo que cuentas y el chisme que podría generar.

– Hombre: No hables mal nunca de una mujer que no pudiste tener.

– ¿Pedir prestado y no pagar? No se aceptan quejas si se hace lo mismo.

– Todo en exceso es malo. Incluye el perfume, maquillaje y alcohol.

– No sea el único que se está pasando de copas en la fiesta.

– No presuma lo que no tiene. Tarde o temprano la verdad sale a luz.

– Si en casa habrá mascotas, atenderlas como se debe es primordial. No son un objeto más.

– Identifique cuando la fiesta se terminó y no sea el último en irse porque incomoda al anfitrión. Tampoco llegue dos horas antes de la cita.

– Nada de cuernos de reno al auto en esta época navideña.

– Aceptemos que no somos perfectos, y que los tropiezos a veces son necesarios.

– Seda el asiento a mujeres embarazadas y personas de la tercera edad.

– Hablar siempre de lo que usted hace y querer ser el centro de atención en las reuniones podría tener un efecto negativo.

– Vístase adecuándose al tipo de evento al que irá.

– No pida “me gusta” cada cinco segundos solo porque se le ocurre entrar a todo tipo de concursos en redes sociales.

– Agradecer lo que se tiene es mejor que quejarse de lo que hace falta.

– Ocuparse de sus problemas es mejor que preocuparse por ellos.

– Si se equivocó, acepte que lo hizo. Pida disculpas si es necesario.

– Ninguna pregunta es tonta. Si quiere saber, ¡Pregunte!

– El baño no fue creado para tomarse fotografías.

– ¿Insultar a los demás automovilistas porque no manejan como usted? Disfrute el camino.

– No haga malas caras, tampoco a quienes no simpatiza. Eso no se ve bien.

– Persona aseada vale por dos.

– ¿Frustra el no tener dinero para comprar prendas de marca? No se preocupe. El buen gusto no es sinónimo de gastar.

– Mujer: No siempre la más guapa es la más buscada. El interior también importa y mucho.

– Hombre: Presumir de varias mujeres al mismo tiempo podría interpretarse como la poca capacidad de mantener a feliz a una sola.

– Mantener una actitud positiva ante situaciones de la vida cotidiana ayuda mentalmente a enfrentarlos  mejor.

– Respetar las creencias de los demás aunque no se comparta, no es opción, es ley. El respeto mutuo es sinónimo de una sana convivencia.

– Aceptar a una persona en nuestra vida es también aceptar que no somos perfectos.

– El número de hijos que pretenda tener, debería ser proporcional al número de hijos que pueda atender.

– ¿Algo no gusta? ¡Dígalo! Es liberador expresar nuestro sentir.

– De la moda lo que te acomoda. Y aunque cómodos, los Crocs no están de moda.

Comments