¡Evita la vergüenza! Mejor date cuenta y sigue algunos consejos.

Por Antonio Anistro/ Todos Santos.

 

Si hay un ejemplo claro en donde se pueden observar acciones de mal gusto es en las reuniones; ya sean  familiares, con amigos o peor aún, con jefes del trabajo.

llegar-tardeAquí una lista las siete faltas más comunes que nos podrían dejar mal vistos y que para algunos, son también de mala educación hacer en las reuniones formales e informales.

1. Llegar tarde a la reunión.
Es muy clásica y hasta costumbre para muchos el llegar tarde a las reuniones ya sea una comida, fiesta, etc. Es importante avisar si por alguna razón llegaremos después de lo acordado para que las demás personas estén enteradas. Si es usted y otro nada más, con mayor razón pues a ninguno gusta estar esperando. En cuestiones laborales llegar siempre puntuales es lo indicado.

2. Ser el tema de conversación / convertir la plática en un monólogo.

Recordar siempre que no somos los únicos que estamos conviviendo, a todos nos interesa platicar sobre nuestros planes o anécdotas, pero suele ser molesto cuando una persona no deja la palabra y siempre está hablando sobre él mismo.

1014013_619914964733518_1469801461_n3. Jugar, textear, mandar mensajes toda la reunión por el celular

Muy común en las reuniones actuales, formales e informales aquí no hay diferencia. De pésimo gusto esta acción. En primera porque no prestamos importancia a la reunión y segunda porque estamos dejando en claro que esta aburridísima o que no importa platicar, eso no, nunca.

4. No saludar a quien no se conoce.

Incómodo y de mal gusto. Un ejemplo de esto estar en una mesa y solo saludar al amigo y no al primo que no conocemos. Peor si es en una reunión formal de trabajo con distintas personas, pues hacer este acto nos deja muy mal vistos, tal vez no saludamos a quién podría ser nuestro próximo jefe y no caímos ni en cuenta.

UN-BORRACHO-DE-ELITE

6. Comer con la boca abierta.

Y de esta mejor ni hablar, mastique con la boca cerrada y punto. Así nos evitamos explicaciones y usted se evita de quedar como un mal educado.

5. Ser el único que se pase de copas.

Imagínese hacer el ridículo solo cuando nadie está bebiendo alcohol más que usted. Además de que pudiera hacer cuanta cosa le parezca divertida, no lo será tanto cuando al día siguiente todos se acuerden menos usted de sus actos. Saber limitarse es importante. En reuniones formales ni se diga.

 

porta cuentas

7.  Hacerse que la virgen le habla a la hora de pagar la cuenta

Si lo invitan a comer ahí no hay problema. Pero si los reunidos quedan en que todos pagarán la cuenta por igual, no hay nada más molesto que una persona se haga que la virgen le habla para no pagar. Peor si esto es costumbre. Lo único que pasará es que dejen de invitarlo por codo.

Tampoco está por de más recordarte que de preferencia evites platicar temas controversiales tales como de política, religión, sexo o preguntas muy personales; pues no sabes como puedan verte o reaccionar los demás contigo.

¿Qué otras acciones piensan que son de mal gusto en las reuniones?

¡Cuéntanos!