¿Necesitas más razones todavía?

 

Por Lupita Cordero/Todos Santos

 

Ya sea que su festejo se realice a unas cuantas millas o a unas cuantas horas de su lugar de residencia, los novios que delegan la organización al experto adecuado disfrutan estupendamente de todo el proceso de planeación a distancia, reduce el estrés y se traduce en su felicidad y tranquilidad, lo que puede ser la gran diferencia entre una boda ordinaria y una extraordinaria. Celebrar una boda de destino en la Ruta del Vino y/o Ensenada ofrece a su evento un sello de identidad. Recuerden que su gran día merece convertirse en una fantástica experiencia, una celebración de ensueño que proyecte su estilo y personalidad.

L1

vluVentajas de una coordinación profesional para tu boda

   Una coordinación profesional es ideal para parejas comprometidas en matrimonio que por sus múltiples ocupaciones personales y profesionales requieren apoyo profesional en la planeación de su evento y cuentan con presupuesto formal para realizar una serie de eventos que forman parte de su boda de destino. La atención de un coordinador es personalizada y manejada de manera ejecutiva, con reporte de resultados. Su interés es cuidar cada detalle y ofrecer lo mejor en calidad de servicios a sus invitados locales y foráneos. 

• Se sugieren proveedores calidad premier acorde al presupuesto y al concepto de la boda.

• Las negociaciones se manejan con absoluta transparencia ante proveedores, evaluando condiciones en representación de los novios.

• Se elabora una agenda de entrevistas con la mayoría de proveedores en el mismo día para aprovechar al máximo la visita de los novios.

• Los horarios de atención al evento se manejan acorde a resultados, son ilimitados según necesidades.

• Existe un sistema de formatos para guiar a los Novios durante todo el proceso.

 

Untitled-1

 

Save the Date

Una boda de destino es una magnífica oportunidad para disfrutar la compañía de tus seres queridos, ya que consiste en una celebración de matrimonio – comúnmente en exteriores-   en la cual los novios y/o sus invitados residen en un lugar distinto a donde se realizará  el festejo.  Esto implica viajar hacia el destino de bodas y utilizar servicios turísticos durante  un fin de semana o más días, por lo que conviene a  iniciar los preparativos  con mínimo  12 meses de anticipación, enviando  a los invitados un ¨save the date¨ notificando fecha y destino; así  sus seres queridos comienzan a  organizar su viaje en lo que reciben las invitaciones formales. 

Comments