Doña Sabina planea abrir una sucursal en NY en 2017.

 

Por Erick Falcón | Todos Santos

 

Gracias a la fama que han adquirido sus inigualables tostadas de erizo con almeja, Doña Sabina Bandera, conocida como “La Guerrerense”, se ha ganado de chefs, foodies y enólogos en México y el mundo. Y esa sazón ahora la llevará a conquistar el paladar de Nueva York con la apertura de una sucursal de Mariscos La Guerrerense en la ciudad más grande de Estados Unidos.

news_photo_49347_1392841117   A invitación expresa del célebre chef norteamericano Anthony Bourdain hace unos meses, doña Sabina Bandera y su familia se encuentran preparando los detalles de lo que será su primer sucursal fuera de Ensenada (y de México!), que se planea pudiese abrir en el 2017, una vez que se construya Bourdain Market, el nuevo proyecto gastronómico que planea el chef estadounidense en la zona portuaria neoyorkina.

“Anthony nos comentó el año pasado que tenía un proyecto en puerta para el cual estaba pensando en nosotros, y dijimos que sí. Pero apenas hace un par de semanas que se retomó el tema y pidieron una imagen de mi mamá para una entrevista con el New York Times, y pues una vez allá vamos a ver la manera que funcione, vamos a ir una temporada y definir cosas,” aseguró Mariana Oviedo, hija de doña Sabina Bandera y encargada de administrar Mariscos La Guerrerense junto con su familia.

Doña Sabina planea llevar sus tradicionales tostadas de erizo con almeja, ceviches, salsas artesanales y coctéles para deleitar a los neoyorkinos, además de los tradicionales tacos de pescado capeados al estilo Ensenada, y aunque se trabajará con el producto de mar disponible en esa región, “estamos viendo que nos podemos llevar, qué es lo que podríamos importar,” dijo a su vez “La Guerrerense”.

El recinto tendrá una inversión de alrededor de 60 millones de dólares, y estará ubicado en un antiguo complejo portuario en las costas de la ciudad de Nueva York, y será una colección de más de 100 puestos de cocina callejera y venta de productos alimenticios de varios países del mundo: un tianguis gourmet internacional, en pocas palabras.

Aquí se ofrecerán platillos de cocina callejera que han encantado a Bourdain en sus travesías culinarias, como las tostadas de erizo de doña Sabina o el arroz  de Geylang Claypot Rice de Singapur, que son dos de sus favoritos. El reto, de acuerdo con inversionistas entrevistas por el New York Times, es conseguir todas las visas migratorias y cuestiones de logística para los vendedores de los puestos.

 Aunque contempla viajar por temporadas para inaugurar y atender su nueva sucursal, Doña Sabina descartó que se vaya a cerrar su icónica carreta en Ensenada, ya que “esta es mi segunda tierra después de mi Guerrero, yo a mi Ensenada no la cambio”.

 

38 Responses