La célebre vinícola celebra 25 años de su fundación este 2020.

 

Por Stanton Kowalski | Todos Santos

Con información y fotos cortesía de C. Camou.

 

        Con el lanzamiento en noviembre de su Cabernet Franc 2014, un homenaje a su fundador, el Ing. Fernando Favela Lozoya, la vinícola Château Camou inició las celebraciones de su 25º aniversario, al que llega convertido en una de las bodegas mexicanas de mayor renombre a nivel nacional e internacional.

Château Camou nació de un sueño, de la pasión por el vino y por la tierra mexicana. El Ing. Fernando Favela Lozoya y su hijo, Fernando Favela Vara, investigaron durante mucho tiempo la mejor manera de lograr su gran deseo: elaborar grandes vinos en México,  lo que llevó a la creación de una nueva vinícola, en una época en la que apenas empezaba a vislumbrarse que el valle de Guadalupe era una gran región vitivinícola.

Para concretar su visión, el Ing. Favela Lozoya inicia una sociedad en 1993  con el fin de comprar un antiguo viñedo en la Cañada del Trigo, en el extremo noroeste del Valle de Guadalupe. En noviembre de 1994 se inició la construcción de una moderna vinícola y se introdujeron así  variedades nobles bordelesas.

“El primer vino que se liberó fue el Fumé Blanc 1995, toda una revelación del carácter del viñedo, pero cada vendimia revelaba más maravillas acerca de nuestro terruño, y luego de llevar nuestros vinos a concurso a Estados Unidos y Europa regresamos con medallas que nos han llenado de orgullo,” dijo el Ing. Fernando Favela Vara, actual director y socio de la vinícola.

Desde el 2001, la familia Favela es la única propietaria de Château Camou, y con sus 25 años de experiencia en el viñedo y en la bodega, el esmerado cuidado de las viñas y la impecable calidad de elaboración con la tecnología más avanzada, la vinícola produce actualmente unas 3,000 cajas de 12 botellas por cosecha, cuya calidad probada ha puesto en alto el nombre del vino mexicano.


CREANDO GRANDES VINOS MEXICANOS
El Cabernet Franc 2014 es un homenaje de la vinícola a su fundador, el Ing. Fernando Favela Lozoya, quien este año cumple 92 años de vida. Fue su sueño, su visión de producir grandes vinos mexicanos, lo que llevó a la creación de una nueva vinícola, en una época en la que apenas empezaba a vislumbrarse que el valle de Guadalupe era una gran región vitivinícola.

“Mi padre tenía gran fe en México,” dice su hijo, el Ingeniero Fernando Favela Vara, actual director y socio de Château Camou. “Pero más aun, creía en el bien hacer, en la integridad a la hora de hacer las cosas. Él inspiró en sus hijos la pasión por el vino, esa pasión que te hace seguir adelante a pesar de los retos que nos presentan la madre naturaleza y un mercado en cambio constante.”

Cuando la familia probó por primera vez este nuevo vino,”decidimos que con él rendiríamos homenaje a nuestro padre. Es un vino tan amplio, tan profundo en su expresión, que nos pareció digno de ese papel y ese lugar en la gama de nuestros vinos.”