La chef Gabriela Mélchum, pionera de la cocina regional del Valle.

 

Por Erick Falcón/Todos Santos

 

melch   Cada platillo que sale de la cocina de Hacienda Guadalupe tiene un mensaje y un propósito. Para la chef Gabriela Mélchum, la consigna ha sido que el aroma, sabor y texturas transmitan la presencia del terruño en cada bocado.  

   El restaurante se encuentra sobre una colina en la que descansa el resort turístico Hacienda Guadalupe, desde donde se aprecia una hermosa vista hacia sus viñedos y el valle. En el exterior se encuentra una gran terraza y el huerto del restaurante: cada especia y hierba aromática que crece aquí se convierte en inspiración para un nuevo platillo de su restaurante.

   Guiado por su excelencia culinaria y un gran sentido de hospitalidad y servicio al cliente que no tiene punto de comparación en el Valle, Hacienda Guadalupe se ha convertido en punto de referencia de la alta gastronomía en el Valle de Guadalupe.

   La chef Gabriela Mélchum y su equipo de cocineros fusionan ingredientes de la región, como codorniz, conejo, borrego, vinos, mariscos, aceite de oliva y hierbas aromáticas como romero, lavanda, tomillo, orégano y albahaca, para crear una cocina con sabores regionales. Además, un elemento distintivo de su huerto es el árbol del pirul, del cual nace el famoso helado elaborado con este singular ingrediente.

   “En el Valle, todos tenemos un concepto parecido, pero existen pioneros y seguidores, y nosotros somos los pioneros,” dice la chef Mélchum.

   Originaria de Ensenada, pero residente en Estados Unidos por casi 19 años, la chef Gabriela Mélchum regresó a México para realizar con su familia un proyecto de ensueño en su tierra natal: en junio de 2008 abre sus puertas el resort Hacienda Guadalupe, un espacio de relajación y confort que reúne en una sola experiencia la cocina regional, comodidades de un hotel boutique, los sabores y aromas del vino y los paisajes del Valle de Guadalupe.

 

piruklForjadora de talentos

   Conocida por ser una persona muy amable y accesible, Gaby Mélchum logra sacar lo mejor de sus cocineros. En su cocina se han forjado varios chefs recién egresados de la UABC, y con ellos ha combinado talento y habilidades para crear un menú único en el Valle: una selección fija con platillos de la casa, y un menú de especiales, diseñados de acuerdo a la temporada y disponibilidad de ingredientes.

   Gaby Mélchum y su equipo han participado en varios eventos culinarios regionales y nacionales, como el Baja Culinary Fest, Festival de las Conchas y el Vino Nuevo, Sabor a Baja, Maridaje para Mujeres, Festival del Hongo y el evento de la Cofradía del Vino. Ha obtenido varios reconocimientos, entre ellos el mérito al mejor restaurante de cocina regional en 2014, otorgado por la Canirac, y apenas hace un par de semanas que el restaurante fue declarado ganador absoluto de la XVIII edición del Festival del Hongo en Ensenada a principios de junio, gracias a tres platillos presentados por el chef Ernesto Rocha: hongos al anís con espejo de chícharos, farsa de portobello con ensaladita de frijoles y tostada de portobello al mezcal.    

   La clave, asegura Gaby Mélchum, ha sido concretar un equipo unido, joven y de gran talento, que, bajo su dirección, ha logrado colocar a Hacienda Guadalupe en el gusto de los comensales de Baja California.

“En nuestro menú jugamos con elementos de cielo, mar y tierra para dar al comensal una explosión de sabores únicos.”

Comments